Psicoterapia familiar en Zaragoza

Las relaciones familiares se sostienen en un equilibrio entre los refuerzos que proveen y las responsabilidades que asumen cada uno de sus miembros pero en ocasiones ya sea debido a las circunstancias externas, a conflictos intrafamiliares, o al padecimiento de uno de los miembros de algún tipo de problemática (depresión, estrés, ansiedad, adicción etc) se produce un desequilibrio que no puede dejar de afectar a todo el sistema familiar.

Es precisamente en estas ocasiones de desequilibrio familiar cuando puede resultar necesario comenzar un proceso de terapia en familia. Las soluciones pasan por reinstaurar la comunicación, detectar y hacerles conscientes de los puntos débiles sin juzgar a nadie ni buscar culpables, educar en asertividad, tratar conductas agresivas o pasivas, y sugerir soluciones para los principales desafíos que está afrontando una familia.

La terapia familiar no implica que se descarte la atención individual a uno de los miembros en concreto, quedando por supuesto todo el contenido tratado bajo total confidencialidad. La terapia familiar resulta por tanto una forma de hacer conscientes a todos los miembros de una unidad familiar de los puntos que podemos mejorar conjuntamente para lograr un acuerdo y realizar un trabajo común de acuerdo a unas metas previamente acordadas con el terapeuta.

Las rivalidades, la sobreprotección, el establecimiento de normas mínimas con hijos adolescentes y otros tipos de problemáticas son tratados en este formato de terapia que ofrece a las familias una posibilidad de restaurar su equilibrio y evitar conflictos más graves lo que repercute necesariamente en una mejoría de la calidad de vida y del estado mental de cada persona.


¿Hablamos? Llámanos:635 604 590