Timidez
Timidez, qué es y como derrotarla
6 diciembre, 2017
Crisis ansiedad
Todo lo que necesitas saber sobre las crisis de ansiedad
21 diciembre, 2017

¿Qué es la autoestima?

La palabra autoestima se usa de forma tan cotidiana que su significado se ha vuelto confuso, mucha gente suele confundirlo con la timidez, o con la inseguridad puntual, pero la autoestima es mucho más, es realmente una base extensa, configurada por un conglomerado de juicios y opiniones que tenemos sobre nosotros mismos,es ahí donde se conforman los posibles problemas que luego veremos manifestados en nuestros pensamientos, nuestras acciones o nuestros sentimientos, cuando nos provocan sufrimiento o bien nos dificultan disfrutar de los buenos momentos.

La autoestima, si tenemos que dar una definición a grandes rasgos, se refiere a lo que piensas de ti mismo, el cómo te sientes tu con esos pensamientos que tienes, y cómo todo ello repercute en tu vida.

 

¿Cuando se da la baja autoestima?

Por ejemplo cuando te descubres sintiendo una envidia profunda hacia los éxitos de los demás,cuando Sientes que rumiar constantemente los sucesos del pasado,cuando eres incapaz de pedir ayuda a los demás cuando lo necesitas, cuando tus fracasos te parecen el fin del mundo

Estas pueden ser algunas cosas que indican la autoestima baja, muchos entornos, como el social, el laboral y el familiar, y aspectos de la persona misma pueden verse afectadas por una baja autoestima, la propia asertividad, la tolerancia a la frustración, o incluso la forma en que se gestionan las relaciones de pareja.

Baja autoestima

¿Como superar la baja autoestima?

Debido al amplio rango de facetas que pueden verse afectadas por una autoestima baja es necesario realizar un análisis profundo, para conocer cuáles son las bases que han llevado a la persona a tener una baja autoestima, estas pueden situarse en acontecimientos pasados que no pudimos superar, o en esquemas disfuncionales que hayamos ido desarrollando, enseñando nuevas habilidades si así se requieren y abordando las posibles distorsiones que nos impiden expresarnos con libertad, no se trata aquí de fingir alegría, ni de repetir frases tópicas,siendo la autoestima un tema en el que proliferan los no titulados, dedicados al mundo de la “inteligencia emocional” o el coaching, resulta necesario que el análisis sea serio, realista, y profesional, de lo contrario el avance será imposible, el problema persistirá, y seguiremos arrastrando las consecuencias de la autoestima baja  por muy buena cara que tratemos de poner.

Los modelos sociales actuales no contribuyen a generar una alta autoestima

 

¿De qué manera la baja autoestima puede afectar la salud mental?

Hay que admitir que los modelos sociales actuales no contribuyen a generar una alta autoestima, de hecho la publicidad y los mensajes que nos llegan desde varias fuentes van dirigidos precisamente a tratar de hacernos sentir inferiores, de formas más o menos sutiles, generalmente con el fin último de conseguir que adquiramos algún  producto o servicio con objeto de quitarnos esa sensación.

A este tipo de presión social se añade la que podamos recibir de las personas que nos rodean, las manipulaciones, los posibles chantajes, el miedo al juicio de los demás, y la supresión progresiva de destrezas a la que puede llevar padecer de baja autoestima puede hacernos sentirnos víctimas constantes de las circunstancias y de todos los que nos rodean, esto nos hace más vulnerables a recurrir a conductas disfuncionales como por ejemplo el riesgo de desarrollar una adicción, o a sufrir las consecuencias de vivir sin ninguna sensación de control, cayendo más fácilmente en problemas como la depresión o la ansiedad, encontrándonos así con una calidad de vida muy mermada en el plano psicológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *